Un canto a la amistad, al amor y a las viejas lealtades

Por Juan Carlos Serrano

 

¿Qué es Cuba? ¿Una utopía revolucionaria? ¿O la primera revolución socialista armada de este lado del mundo que llega a buen término? ¿Un país de precariedad permanente, como consecuencia de un bloqueo económico impulsado por los Estados Unidos? ¿O una Isla que ha sido ejemplo, sobre todo en Latinoamérica, de logros con los que otros países de la región, todavía sueñan con alcanzar? ¿Es posible seguir viviendo en Cuba en connivencia con la precariedad? ¿O es el exilio la única salida visible hacia la dignidad añorada?

Estas y otras preguntas similares, le ha permitido a Leonardo Padura (La Habana,1955) reflexionar en esta su más reciente novela, tratando de arrojar claridad sobre un lugar plagado de contradicciones como la vida misma. Y nadie con más autoridad que él para hablar de un tema por demás espinoso. En el transcurrir de las páginas, el lector advierte que detrás de la pluma del escritor, se asoma una Cuba profunda, que nadie se aventuraría a relatar sin haber transitado por sus sinuosos caminos.

El autor comienza su narrativa a partir de la década de los años 90 y llega hasta nuestros días. Los 90, una década que fue quizá el inicio de una decadencia económica, que fue minando la paciencia de sus habitantes. Los protagonistas, un grupo de diez profesionistas (de las más diversas actividades académicas) y tres de sus hijos aun niños, se reúnen periódicamente en la casa del Fontanar, donde el cariño, el amor y la solidaridad, se asumen como un intercambio cotidiano e incondicional. Pero hartos de vivir en la carencia constante, cada uno comienza a buscar el exilio como posible solución. Y lo consiguen instalándose en remotos lugares como España, Francia, Estados Unidos, Argentina y Puerto Rico.

Con la habilidad literaria que caracteriza a Padura a lo largo de su trayectoria como escritor, nos introduce en el presente de cada integrante del “Clan del Fontanar”, y con continuas regresiones al pasado cubano, urde una trama plagada de anécdotas inteligentes, que permiten una lectura tan amena como interesante.

La construcción literaria de la personalidad de cada uno de los protagonistas, merece un párrafo aparte. El escritor, profundo observador de la condición humana, nos entrega en su relato un mosaico de emociones que transcurren del miedo al coraje, del amor al desamor y de la cobardía a la ambición.

Las opiniones políticas salen sobrando, no hacen falta. El autor muestra y el lector sacará sus propias conclusiones. ¿Se puede acaso criticar el deseo humano de lograr una existencia digna? Después de haberse esforzado en la preparación individual, ¿hasta cuándo se debe esperar para obtener respuesta en un país que quiere, pero no puede?

Leonardo Padura recibió el premio Princesa de Asturias en 2015, ha escrito una serie de novelas policiales, que tienen como protagonista al escéptico y tenaz Mario Conde. Seis de las novelas del escritor cubano han recibido distintos premios y han sido traducidas a varios idiomas, como así también un libro de relatos y un grupo de ensayos reunidos en Agua por todas partes. Como polvo en el viento (Tusquets, 2020) es un canto a la amistad, al amor y a las viejas lealtades, por todo esto ha logrado entregarnos una novela deslumbrante y un retrato humano conmovedor.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com